¿En qué consiste una corona dental?

Publicado por: Victor Anadon Rosinach Comentarios: 0

Una corona dental es una funda que mayormente se coloca sobre un diente en mal estado. También, se puede usar este recurso, para mejorar el aspecto de uno. Tanto la forma o la alineación de una pieza dental. Normalmente su fabricación se viene dando en porcelana o cerámica. También conocemos modelos en los que se pueden utilizar aleaciones metálicas, oro o resina.

¿En qué situaciones es necesaria una corona dental?
  • Reemplazar obturaciones de gran tamaño, cuando no queda suficiente diente.
  • Evitar que un diente debilitado se fracture.
  • Reparar un diente roto o muy gastado.
  • Para cubrir un diente que ha perdido color o que está deformado.
  • Servir de soporte para la colocación de un puente, cuando hay demasiado espacio entre un diente y otro.
  • Cubrir un implante dental.
  • Cubrir un diente que ha sido sometido a un tratamiento de conducto radicular.
Tipos de coronas dentales
  • Coronas de metal/cerámica: Son coronas fabricadas mediante sistema CAD-CAM de última tecnología que aporta gran calidad en el resultado y un ajuste óptimo. Se utilizan sobre todo para cubrir piezas deterioradas, ausencias de piezas o como rehabilitación implantológica.
  • Coronas de cerámica: Estas coronas están realizadas exclusivamente con cerámica que nos aporta una gran estética y naturalidad (óxido de zirconio y disilicato de litio). Las coronas de cerámica suelen colocarse en los dientes anteriores ya que su finalidad principal es la recuperación de la estética.
Redes sociales:

Síguenos en Facebook y Twitter para estar informado en todo momentos de nuestras noticias.

Puedes visitar nuestro página de contacto si tienes alguna pregunta y háznosla llegar. Estaremos encantados de ayudarte.

Deja una respuesta